Imprimir esta página
Foto: El Territorio Foto: El Territorio

Vecinos pidieron intervención de la Gendarmería en el barrio San Lorenzo

Tras el asesinato de Daniel González, de 17 años, dos familias quebrantadas comenzaron una verdadera lucha barrial.


En el barrio San Lorenzo la tranquilidad tras la muerte de Daniel González, de 17 años, puede romperse en cualquier momento. El asesinato del chico, en medio de una verdadera batahola barrial, provocó el quebranto de dos familias, apenas separadas por algunas casas.

Eugenio, de 24 años, es quien quedó detenido como acusado y responsable de haber ultimado a su vecino con un cuchillo que también está en poder de la Policía.. El propio papá de Eugenio dijo estar dolido y conmocionado por lo sucedido. Sólo se había defendido de un ataque recibido en medio de la gresca y ataques a pedradas. "Estaba tirado en la calle", indicó el papá, en referencia a Daniel González.

"Tenemos temor por la represalia, por lo que pueda pasar", dijo el padre del detenido por el homicidio, quien conoció desde chico a quien hoy está muerto.
Así el escenario, muchas fueron las voces que pidieron la intervención de la Gendarmería Nacional para frenar la escalada de violencia en el barrio San Lorenzo.

"Esto no da para más", dijo la señora Zarza y apuntó al consumo de drogas y alcohol como los detonantes de la situación que se vive en el barrio desde hace tiempo. "Mi sobrino fue semanas atrás a un cumpleaños y culpa de la droga fue apuñalado, casi muere, se salvó de milagro", relató la vecina.

Desde la Policía se indicó que los patrullajes generalizados continuarán en el barrio San Lorenzo, horas después de lo sucedido durante el domingo por la noche. Según lo confiado por fuentes policiales, todo se inició, como casi siempre, por el elevado consumo de bebidas alcohólicas y drogas. "Todo empieza con una pelea y luego se generaliza", dijeron.

Y de la misma forma sucedió en la noche del pasado domingo en las chacras 252 y 181. El común denominador son los excesos de alcohol y drogas. Afloran al parecer viejos problemas irresueltos. "La Policía va, quedó demostrado lo que pasó en la 181 en donde rompieron tres patrulleros y lastimaron a un oficial", explicaron.